5 claves para comprar materiales chinos de alta calidad

5 claves para comprar materiales chinos de alta calidad

El mercado chino ha cambiado considerablemente en los últimos años; poco a poco la industria de ese país ha dejado atrás el estigma que llevó durante décadas por la asociación de sus productos a la mala calidad.

Hoy el mercado internacional comienza a verlos con otros ojos gracias al esfuerzo titánico de rebranding y el arduo trabajo que han realizado para responder a los estándares internacionales de calidad.

Sabemos que la ecuación de la mala calidad Made in China no es absoluta y que cada comprador y cada empresa determina la calidad final del producto.

El problema no está en la procedencia del producto si no en saber qué comprar, dónde comprarlo y cómo escoger a un buen proveedor. Un proveedor calificado debe tener el dominio y conocimiento de las normas y/o estándares de fabricación y la capacidad para supervisar y controlar todo el proceso de fabricación y así garantizar la calidad.

Hay que prestar atención a cada detalle, especialmente cuando hablamos de un área tan sensible e importante para la industria como la de los materiales para el transporte de fluidos. A continuación le ofrecemos una guía con 5 claves sencillas para no cometer errores:

 

1.   Escoja y conozca bien a su proveedor nacional, asegúrese de que sean especialistas y  que tengan:

  • Experiencia comprobada;
  • Conocimiento de los fabricantes;
  • Que cuenten con personal capacitado y sistemas de control de calidad;
  • Conocimiento de las normas y estándares internacionales de fabricación;
  • Capacidad para realizar las inspecciones necesarias durante la producción;

2.   Determine las especificaciones exactas de los productos que requiere:

  • Tipo de materiales;
  • Norma de fabricación;
  • Conexiones;
  • Dimensiones;
  • Uso final del producto;
  • Estencilado (sello o marca del producto) etc.

3.   Anteponga siempre la calidad al precio.

La industria china ofrece un abanico de opciones dependiendo de la calidad de los materiales y de la rigurosidad en los procesos de fabricación. Está bien buscar un mejor precio, siempre que no comprometa la calidad del producto.

4.   Defina plazos razonables de entrega (planifique).

Los plazos de entrega reducidos se traducen en un aumento de los costos, porque necesariamente van asociados al uso de más mano de obra calificada para garantizar la calidad de los productos, además de los altos costos de transportes llamados express.

5.   Al momento de elegir su proveedor nacional preocúpese que cuente con un departamento de control de calidad con profesionales expertos en los materiales.

En definitiva, comprar materiales de alta calidad producidos en China es posible y puede reportar grandes beneficios económicos a su empresa. Todo depende del conocimiento, del profesionalismo y supervisión de su proveedor nacional, y por sobre todo, de su participación dentro del proceso.